Herramientas para mujeres

***********************

Bonitas y útiles, ¿existe tal cosa?

A un hombre no le importa si el mango del martillo es de madera y que con el uso y el tiempo se astille. No le importa si el mango de un desarmador es tieso, liso o si los colores amarillo y negro lucen mal. A un hombre sólo le importa que funcione la herramienta que necesita utilizar. Y, a diferencia de una mujer, un hombre puede vivir con sus herramientas despostilladas y sucias con grasa.

¿Qué quieren las mujeres?

Las mujeres necesitan sentir que pueden hacerlo al tiempo que disfrutan del proyecto que están comenzando, a pesar de ser uno que implique el arreglo de una llave o cambiar una lámpara. Si la herramienta a utilizar es pesada, sucia y fea la tarea se vuelve pesada, sucia y fea.

A una mujer no le basta que funcione esa específica herramienta para la tarea que fue diseñada, sino que además le importa si las herramientas son ergonómicas, suaves, ligeras, fáciles de utilizar y si tienen estilo mejor que mejor.

Una mujer desea poseer un estuche de herramientas que incluya accesorios bonitos. ¿Qué tal un estuche que integre todo lo que una mujer desea?